05 09
#Eat & Drink

¡Atención Chocoadictos!

Adictos a las tartas, bollerías, chocolates y dulces de todo tipo ¡Hemos localizado los tres puntos de Madrid donde darse auténticos caprichos! Eso sí, hay que tener cuidado porque enganchan.
¿Quieres saber dónde están?

El primero se encuentra en el famoso pasadizo de San Ginés, entre la Puerta del Sol y el Teatro Real, y es una de las chocolaterías más famosas de Madrid. Empezó como establecimiento para la elaboración de churros en 1894 y a pesar de que durante un tiempo se conoció como La Escondida por su ubicación, siempre ha sido la Chocolatería San Ginés.

Es un bar que ha conseguido conservar la esencia de los antiguos cafés y que cuenta con dos plantas y una encantadora terraza donde se puede disfrutar del auténtico chocolate todos los días del año, irresistibles bollos o aromáticos cafés.

Una de las cosas que más nos gusta es que está abierto las 24 horas del día ¡Puedes disfrutar de tu pasión por el dulce en cualquier momento!


Otra chocolatería con renombre en la capital es la que dirige una familia de artesanos desde 1902, y es que ya es la quinta generación la encargada de seguir endulzando los paladares más exigentes. Se llama Chocolatería 1902 y son expertos en elaborar churros y porras de forma artesanal, como lo hacía la primera generación.

El chocolate se diferencia por su tradicional forma de preparación y por una formula que incluye 3 cacaos extraídos de Sudamérica, el café se mole al momento y se elabora al gusto de cada uno y los dulces son casi un pecado: torres de flores o floreta masa extra fina (con chocolate, miel o azúcar y canela), pestiños con miel, churros bañados en chocolate gourmet, churros rellenos de crema de vainilla gourmet, churros rellenos de dulce de leche argentina… ¿Ya se está haciendo la boca agua verdad?


Con otros dulces con los que también se te caerá la baba, es con los postres que se elaboran en El Rincón de Vespok. Está situado en el número 16 de la calle Isla de Oza, en Puerta de Hierro, y ocupa el lugar de una antigua ermita. Se ha convertido en uno de los puntos de encuentros más conocidos de la zona y es que es un auténtico oasis donde escapar del ruido de la ciudad y a la vez tener el Paseo de la Castellana a solo 5 minutos.

En su interior destaca la madera, los acogedores sofás y un estilo moderno y elegante al mismo tiempo. La terraza es la opción perfecta de esta temporada para disfrutar de su cocina, la carta es de lo más completa, de esas que tienen un poco de todo de lo que siempre te apetece comer. Aquí es obligatorio dejar sitio para el postre, porque se están convirtiendo en los más famosos de la capital: tarta cremosa de queso, brownie, tarta fina de manzana, tarta de limón, tarrina cheesecake o crumble cremoso de crema de orujo con frutos rojos ¡Te volverás vespokadicto!

Comparte este artículo

Otros artículos que te pueden interesar

  • Cata en De Raimundo

    Ver más Ver menos
  • Cata en Restaurante Dogma

    Ver más Ver menos
  • BARISTA CASUAL FOOD

    Ver más Ver menos

    Vuelta a la rutina y qué mejor que hacerlo conociendo un nuevo local en Madrid… ¡te lo vamos a contar!

  • ¡FIESTA AFTER SUMMER – Noche de puertas abiertas en El Sol!

    Ver más Ver menos

    Septiembre ha llegado y, con la vuelta al día a día... ¡también llegan las ganas de disfrutar de planes nuevos que rompan

  • Mercadeando en Málaga

    Ver más Ver menos

    Nos encantan los mercados porque no hay lugar más especial en la ciudad para conocer a su gente a pie de calle, de qué