15 02
#Eat & Drink

Dónde comer las mejores bravas de Barcelona

En todo tapeo que se precie no pueden faltar unas bravas. Ya sea en una cena de tapas como en un tapeo tonto o un menú de tapas de autor. Las patatas bravas ya no son uno de esos platos que se limitan a saciar el apetito, la devoción que se le da va más allá. Te llevamos al universo de las bravas con una selección de paraísos en Barcelona para cualquier amante de este platillo sin normas cuyas variaciones y experimentaciones han sobrepasado los límites de un plato tradicional





EL TOMÁS DE SARRIÀ: Mítico entre los míticos

En el corazón del emblemático barrio de Sarrià, en plena Calle Mayor, se encuentra El Tomás de Sarrià, antes conocido simplemente como Bar Tomás. Es uno de esos lugares que sigue destilando el ambiente de antaño, el de las antiguas bodegas tradicionales y de las tapas hechas a fuego lento. Su plato estrella son justamente las patatas bravas, para quien aún no lo sepa. Es más, sus bravas son las bravas estrella de Barcelona. Sí, las "bravas del Tomás" son conocidas desde hace unos cuantos años como las mejores de la ciudad condal. Les ha tocado tener esta fama, y es que se la tienen bien ganada. Cortadas con la irregularidad propia de cortes hechos a mano, quedan resultantes pedazos alargados que presentan ese inmaculado dorado que ofrece el aceite de oliva y el tiempo perfecto de fritura. Por muchos años han sido y siguen siendo uno los principales reclamos del barrio.



Puedes bañarlas en su salsa de alioli tradicional con ajo como ingrediente principal. Para los más atrevidos, sugerimos su salsa picante cuya receta es, por supuesto, casera y secreta. El misticismo se acentúa cada vez que la probamos, pues queda un sabor suave que es a su vez consistente. Su precio es de 2.60€, súper económico a primera impresión pero tampoco tanto si vamos con hambre; las raciones son pequeñas.



TEN'S TAPAS: Las bravas, un nuevo aliado de la alta cocina

Ten's Tapas, el pequeño restaurante de tapas ubicado en el Born que tiene Jordi Cruz junto a Iñaki Aldrey, ofrece tapas y platillos que siguen la filosofía de ABaC: tradición y vanguardia a partes iguales una elaboración exquisita, llena de originalidad, elegancia y balance de sabores. Liderado por Iñaki Aldrey, en Ten's podrás degustar tapas de las que tienen gracia de verdad. Se llevan a su terreno tapas tradicionales como las patatas bravas, que ellos han convertido en "patatas bravas con alioli espumoso y sofrito picante". Están simplemente tremendas, entran por los ojos y no decepcionan, todo lo contrario. A primera vista, al verlas emplatadas, pensarás que estas bravas vienen excesivamente acompañadas de salsa, pero se trata de algo visual.





El hecho de que el alioli sea espumoso multiplica el volumen de la salsa a la vez que transforma su textura, emulando el soufflé, tal y como muestran las fotografías. ¿Lo mejor de todo? Su precio: 5,80€. Y la ración, abundante.


ELSA Y FRED: Por si las prefieres poco picantes

Situado en uno de los rincones más tranquilos del Barrio de Sant Pere, entre un aire neoyorkino y de carácter francés, se encuentra Elsa y Fred. Con una oferta basada en una excelente diversidad de tapas y platillos elaborados con productos de calidad muy bien seleccionados de la mano del Chef Ramón Miracle Segura, este hogareño gastrobar ha logrado destacarse entre la gastronomía local. Un acogedor y precioso refugio al que uno puede ir a disfrutar de un brunch, una delicia de cena íntima o un tapeo con amigos donde no pueden faltar sus impresionantes bravas, tratadas con el máximo cariño. Todas sus tapas son caseras y están cuidadísimas , así que sus bravas no podían ser menos.


Estas bravas van subiendo puestos en los ránkings de mejores bravas de la ciudad. Se trocean con un corte media luna, en pedazos más largos de lo normal. Su punto de cocción es el perfecto para que el resultado sea crujiente por fuera y tierno por dentro sin excederse. Las recubren generosamente con un alioli suave y aceite de pimentón al que le añaden por encima cebollino picado. Todo el mundo que las prueba dice que están de muerte y no hemos dudado ni un segundo en incluirlas en nuestro ránking. Por cierto, otro aliciente es el precio: 4,75€ por una ración grande con la que vamos sobradísimos si la compartimos entre dos personas.



LA ESQUINICA: como en casa y en familia

Denominado por algunos como "la meca del tapeo", La Esquinica, un bar de tapas de Fabra i Puig con un prestigio extraordinario, ofrece hoy más de 50 tapas diferentes destacando por encima de todas ellas las patatas bravas. ¿Qué decir de sus bravas? Se presentan cortadas en forma de dados y gajos, de textura muy muy crujiente conseguida con la primorosa técnica de fritura que se le aplica. Su alioli es contundente, aderezado con pimentón y aceite picante. El precio es de 3,90€, el más económico de nuestra selección teniendo en cuenta el tamaño de las raciones. Valen eso y más, pero a nosotros ya nos viene bien, ya hay que decir que el local no se encuentra en una zona concurrida donde dudamos que acudas a no ser que vivas allí o bien quieras darte un homenaje en la misma Esquinica.





Merecidísima fama la que se ha ganado este local de Sant Andreu. Corroboramos su filosofía intachable de precios competitivos aplicados a excelentes materias primas, acompañado de un servicio familiar y cálido.



ANTÚNEZ: todo platillos creativos en Gracia

Ubicado en una de las arterias del barrio Gracia, Antúnez es todo un templo para los amantes del picoteo. Su oferta gastronómica reúne recetas catalanas y españolas de toda la vida con un toque contemporáneo. Allí se disfruta de lo lindo de tapas y platillos clásicos cuya receta modernizan con un gran toque diferenciador y especial.



Sus patatas bravas son comentadas por Gracia como las mejores del barrio y de las mejores que puedes encontrar en Barcelona por su textura tan conseguida, la calidad de sus ingredientes, y el toque creativo de su salsa. Nada de lo que pruebes allí te va a parecer mediocre, eso seguro. ¿Precio? 3,50€, y una ración que no se queda nada escueta.



SENYOR VERMUT: con mucha personalidad

El Senyor Vermut es el rey de la fiebre vermutera en l’Eixample. Con apenas cuatro años de recorrido, las bravas de este encantador local de techos altos y paredes de piedra ya son seria competencia oficial de las de la Esquinica y de las legendarias del Bar Tomàs. Con alioli y salsa picante, totalmente caseras, hechas con una patata agria consistente y sabrosa, estas bravas están reinando tanto por el barrio como fuera de él.




Se sirven coronadas con pimiento verde asado, algo que les aporta un toque sublime. Resultado de diez. Se dice por ahí que no sólo compiten con las del Tomás, sino que incluso las destronan...No decimos más. Comprobarlo por ti mismo no es tarea ardua, ni siquiera hay que rascarse los bolsillos. 2,95€ es el precio que pagarás por esta obra maestra.

Comparte este artículo

Otros artículos que te pueden interesar

  • Los mejores bares de Madrid para tomarse el aperitivo

    Ver más Ver menos

    Comidas de navidad, reuniones familiares… Esta época del año está llena de compromisos y siempre acabamos haciéndonos

  • Los mejores bares donde tomar el aperitivo en Málaga

    Ver más Ver menos

    Uno de los mejores momentos del día, después de una jornada de trabajo, o simplemente ese ratito de relax y desconexión

  • Los mejores bares donde tomar el aperitivo en Sevilla

    Ver más Ver menos

    Uno de los mejores momentos del día, después de una jornada de trabajo, o simplemente ese ratito de relax y desconexión

  • Los mejores bares para tomar el aperitivo en Ponferrada

    Ver más Ver menos

    En el casco antiguo de la ciudad.

  • Los mejores bares para tomarse el aperitivo en León

    Ver más Ver menos

    Una ruta deliciosa para tomar el aperitivo durante las fiestas en el centro de la ciudad.