21 03
#Arte #Eat & Drink #Lifestyle

Las mejores escapadas de Semana Santa: León

La capital leonesa suele ser un punto de encuentro para muchos viajeros del territorio español. Su gastronomía y sus emblemáticos e históricos edificios convierten la ciudad en un lugar interesante para pasar unos días entre sus calles.

Hacer un recorrido gastronómico a través de sus icónicos bares y tapas

Hay que reconocer que uno de los atractivos más llamativos para los visitantes de León es su oferta de tapas. Pedir una consumición y ser obsequiado con un bocado, el estómago y el bolsillo lo agradecen y mucho. No se trata únicamente de un momento de ocio, es la forma de vida de los leoneses para disfrutar al máximo de sus bares e ir degustando una tapa de allí y de allá.

Recorrer los barrios Húmedo y Romántico son los principales ya que están situados en pleno corazón del casco antiguo. Hay una oferta realmente amplia: rincones para tomar el vermú, tortillas, patatas fritas, crepes… pero para disfrutar de la gastronomía leonesa, uno de los bares más emblemáticos es Altar Bar, situado en pleno corazón del Húmedo. Todo el que pasa por aquí saborea los embutidos de la tierra, como el chorizo o la morcilla de León.



Si eres de los que no se pierde la hora del vermú, debes acercarte al barrio romántico. Allí encontrarás la Vermutería Cervantes. Como su propio nombre indica, son especialistas en el asunto. Un sofisticado establecimiento lleno de ambiente donde degustarás un vermú de la casa riquísimo acompañado de unas de sus tapas más especiales: conos rellenos de foie. Te invitamos a que descubras el resto de sus tapas y los productos de la carta donde encontrarás otros aperitivos como tabla de quesos y cecina entre otros.



Pero también hay que descubrir los bares que hay más allá, como en la zona de la Palomera. Allí se encuentra Chamberí, lugar idóneo para disfrutar de unas tapas a cualquier hora del día, desayunos durante toda la mañana, comidas o copas. Sus hamburguesas son famosas pero sus tortillas de patata y sus tapas de patatas ali oli, bravas y queso azul también merecen atención.



Visitar la Catedral de León


La visita por excelencia de la ciudad. No hay ser que vaya a León sin ver la catedral. Primero, porque es la foto obligada ya que se trata de un edificio realmente especial, y segundo, se encuentra en pleno centro lo cual no es nada complicado toparse con ella.

Un plan perfecto que combine esta visita y una apetitosa y especial gastronomía es comer un menú del día en la Trastienda del 13. Posee una coqueta terraza con vistas a la catedral en la cual puedes saborear una deliciosa y cuidada cocina de autor. Entre sus platos encontramos delicias como tataki de ciervo, ceviche, steak tartar, pizza de pulpo, canelón de rabo, e incluso gin tonic de gelatina. Los celíacos tenéis hueco ya que hay una carta especializada con platos de ensaladas, arroces, carnes y pescados sin que cause problema alguno.




Ver una de las obras de Gaudí

La siguiente actividad se encuentra en la misma calle del restaurante, al final de la calle Ancha. Te toparás con un elegante y sofisticado edificio que te dará al ojo en cuanto lo veas. La Casa Botines, construída por el gran arquitecto Antonio Gaudí en 1893. Se declaró Monumento Histórico Nacional en 1969.

Dentro de sus paredes encontramos la exposición permanente de la vida y obras del arquitecto, pinturas de numerosos artistas de renombre, una exposición temporal que va cambiando a lo largo del año, e incluso hay unas salas de formación y actividades para niños. Desde luego, se trata de otra visita obligada en la ciudad.


Conocer las exposiciones del MUSAC

Dentro de sus instalaciones habrá muchísimas obras que ver y actividades que descubrir. Hasta el 26 de mayo hay unas exposiciones muy curiosas, como la de Wolf Vostell, una muestra de la trayectoria de este artista con motivo del aniversario de su fallecimiento hace 20 años; “El factor ocho” de la artista americana Channa Horwitz, que reúne diferentes muestras de sus exposiciones más representativas; o el “Soliloquium” del madrileño Miguel Ángel Rego que combina en una obra la ciencia, economía y cultura.

Una vez hayáis terminado la sesión cultureta, lo mejor es ir a relajarse a un rincón que se encuentra a pocos pasos del museo. Museum se encuentra a escasos pasos de la entrada del museo. Se trata de un bar que dispone de una terraza exterior muy amplia y una gran oferta de tapas. Desde croquetas, patatas en salsa, sándwiches, mini hamburguesas, embutidos… de todo un poco. Si hace bueno, su terraza es un buen lugar para desconectar y comentar la visita al MUSAC.


Comparte este artículo

Otros artículos que te pueden interesar

  • ¡Amigos para siempre… en Málaga!

    Ver más Ver menos

    Celebrar la amistad siempre es el plan perfecto. Los que te aguantan desde siempre, o los que han llegado a tu vida para

  • ¡Amigos para siempre… en Sevilla!

    Ver más Ver menos

    Celebrar la amistad siempre es el plan perfecto. Los que te aguantan desde siempre, o los que han llegado a tu vida para

  • Amigos para siempre en León y alrededores

    Ver más Ver menos

    Como cantaban Los Manolos “amigos para siempre means you’ll always be my friend”, queremos proponerte una sesión

  • ¡Amigos para siempre!

    Ver más Ver menos

    ¿Te quedas en Madrid este fin de semana? Hemos encontrado cuatro planazos para disfrutar con amigos este verano y aprovechar

  • Agenda del 18 al 21 de julio en León y Ponferrada

    Ver más Ver menos

    ¿Con ganas de que llegue el fin de semana? Prepárate para sesiones musicales, copas y cócteles, y nuestra propuesta gastro