26 09
#Eat & Drink

No sin mis yayos en León

Sitios para ir a comer con los abuelos

Porque yayos solo hay 4 y hay que mimarlos al máximo. No sabemos qué habría sido de nosotros durante nuestra infancia sin ellos, por lo que ahora nos toca darles un buen homenaje. Tenemos 4 suculentas propuestas para que disfruten como niños pequeños de los mejores productos de la tierra.

Restaurante Atrio

Empezamos por el restaurante que está alejado del centro, para los yayos que busquen tranquilidad. Atrio cuenta con un luminoso y amplio comedor que alberga cantidad de reuniones familiares y de trabajo. Ofrece cocina tradicional con cantidad de propuestas para encontrar el plato perfecto.

Hay infinidad de opciones para compartir: desde sopas, verduras (rellenas, ensaladas, crudos), embutidos de la tierra - recomiendan degustar la cecina - y mollejas (las preparan de 10), hasta raciones del mar: calamares, pulpo, navajas, pastel de centollo, chipirones a la plancha… más variedad imposible.

Si les va el pescado, nuestro consejo es que prueben las zamburiñas. También hay otros peces de calidad como lubina, merluza, salmón, cigalas, etc. Pero si son carnívoros tienen chuletón de novillo entre otras carnes de primera. Los que son golosos esperarán al final, para disfrutar de los postres caseros.





El Mercado

Ahora nos vamos al casco antiguo, para los abuelos que no quieren perderse el jaleo de los fines de semana. El Mercado de Varillas es un restaurante con mucha clase y una cocina muy cuidada. Un lugar para una celebrar ocasión más especial.

En la carta encontraréis inspiraciones de distintas culturas gastronómicas. Para compartir, elaboran desde risottos, carpaccios, tartares hasta croquetas. Luego tienen pescados y carnes. De los primeros no hay mucha variedad pero están exquisitos. En cuanto a las carnes, algunas las hacen a la parrilla, como el solomillo o la exótica picaña.

Si vais un grupo grande (a partir de 8 personas) hay 2 menús de grupo a elegir: uno de 27€ por persona con calamares y ensalada para compartir, confit de pato o bacalao confitado y brownie de chocolate; el segundo es de 30€ e incluye croquetas, ensalada y carpaccio como entrantes, ternera de León o merluza, y brownie de postre. Ambos incluyen bebidas, cafés y licores.





El Latino

Para los yayos que les encanta la terraza. Uno de los restaurantes que se llenan a reventar cada fin de semana. No es de extrañar ya que poseen una ubicación envidiable en pleno corazón del barrio Húmedo, la plaza San Martín.

Ofrece diferentes ambientes: el restaurante con un cuidado comedor interior, el bar con barra y exposición de las tapas del día, y la terraza con vistas a la plaza. En el primero se pueden degustar platos variados (ensaladas, embutidos, pescados) pero su especialidad es la parrilla y el horno, por lo que no dudaría en probar alguna de sus propuestas: chorizos, chuletillas, solomillos, lechazo, entre otras delicias.

Los que busquéis un plan de tapeo, echad un vistazo a la carta de raciones. Ofrecen diferentes recetas elaboradas con ingredientes de primera calidad traídos desde distintos puntos del país. Lo mejor es que hay para todos los paladares, desde anchoas de Santoña, chipirones hasta pastel de cabracho, croquetas o verduras a la plancha, pulpo u oreja y morro.




La Bodega del Húmedo


Uno de los rincones más bonitos para impresionarlos. Podréis comer en la terraza exterior en pleno meollo de la calle Plegarias, o en una preciosa bodega llena de elegancia. El sitio perfecto para un recuerdo imborrable.

Lo suyo es pedir diferentes platos para picar y un principal (que también se puede compartir). Hay ensaladas, croquetas caseras, revueltos y embutidos. Si os alucina el foie, os aconsejamos que probéis los huevos estrellados con este. ¡Para chuparse los dedos!

Como plato principal, si los abuelos son arroceros no lo dudes, cualquiera de sus recetas les va a alucinar. Nuestros favoritos son el arroz con bogavante o arroz con manitas y pulpo, una receta única que solo hacen los cocineros de la Bodega. Dejad un hueco para el final ya que los postres son caseros y merece la pena disfrutarlos.





Comparte este artículo

Otros artículos que te pueden interesar

  • Una hora más para bailar en Ponferrada

    Ver más Ver menos

    No te pierdas una hora más de juerga el próximo 26 de octubre.

  • Una hora más para bailar en León

    Ver más Ver menos

    El 26 de octubre no te quedes en casa

  • ¡Una hora más para bailar en Sevilla! (planes de fiesta aprovechando el cambio de hora)

    Ver más Ver menos

    ¿Te consideras una dancing queen (o King)? ¡Nosotros absolutamente SÍ! Nos encantan las salidas que terminan en la pista

  • ¡Una hora más para bailar en Málaga! (planes de fiesta aprovechando el cambio de hora)

    Ver más Ver menos

    ¿Te consideras una dancing queen (o King)? ¡Nosotros absolutamente SÍ! Nos encantan las salidas que terminan en la pista

  • ¡Una hora más para bailar en Madrid!

    Ver más Ver menos

    Este sábado 27 de octubre, el reloj nos dará un respiro y nos regalará una hora más para disfrutar del fin de semana