11 05
#Eat & Drink #Lifestyle

NOS VAMOS DE RABAS POR BILBAO

Un recorrido por los bares cuyos calamares son calificados por muchos como “las mejores rabas de Bilbao”.

Salió el sol y llenamos las terrazas. El cielo gris invernal bilbaíno nos hace olvidar que hay días maravillosos de color azul. Y cuando llega esa sensación, salimos a las calles a comer y beber con los amigos. ¡No hay nada mejor! Y no existe mejor acompañamiento que las crujientes e inimitables rabas. Vamos a hacer una ruta por los garitos más emblemáticos donde poder degustarlas.


CASCO VIEJO

Portuberri barria (Iturribide, 12)

Bar premiado en numerosas ocasiones por sus gildas en los años 2010 y 2011; y galardonado con dos txapelas por el sabor y el crujiente de sus rabas (años 2011 y 2012). Con estos dos galardones, se llevan el secreto de la receta a la tumba. No nos extraña que no la compartan. Su manjar se puede degustar únicamente los fines de semana a un precio de 6€ la ración con su rodaja de limón.



El establecimiento está cuidado al detalle. Decorado y pintado en tonos claros dando una sensación muy confortable. Trabajan la gastronomía de toda la vida con toques innovadores. Les encanta el fútbol y el equipo que lleva la marca es un verdadero encanto. Muchos aseguran sentirse como en casa cada vez que pasan por aquí.

Baste (María Muñoz, 6)

Bar rústico y de toda la vida situado muy cerca de la Plaza Unamuno, imprescindible en la ruta de los fines de semana por el Casco Viejo. Es muy probable que conozcas este lugar por sus famosísimos mejillones rellenos y su excelente variedad de pintxos expuestos sobre la barra y su carta del restaurante. Ya sea para un poteo, como para sentarte a comer, cada bocado es una verdadera delicia.



Desde luego hay que hacerle hueco en este artículo porque sus rabas están de vicio. La ración se puede disfrutar todos los días de la semana por tan sólo 6€. El calamar es de primera calidad y eso es fundamental para que el plato sea bueno. Dicen que el secreto está en la fritura y el aceite. ¡Habrá que hacerles caso!

ABANDO

Txocook (Uribitarte, 1)

Una bodega con mucho estilo que en tan solo 4 años se ha hecho un nombre en la ciudad. Se encuentra en el paseo de Uribitarte con primeras vistas a la ría, Ayuntamiento y puente Zubi Zuri. Desde luego, una ubicación privilegiada. El local es de lo más vanguardista y cuenta con una terraza muy coqueta. Les gusta la cocina de autor y trabajar con productos de temporada de primera calidad. Es el lugar perfecto tanto para tomar un aperitivo, comer un menú de categoría, como para disfrutar de unas copas después del trabajo o los fines de semana.



Por supuesto, tiene hueco en este artículo porque sus rabas son adictivas. Emplean calamar de gran calidad con sal en tempura. Una receta sencilla pero verdaderamente buena. El toque del cocinero hace el resto. Sirven una suculenta y voluminosa ración a 12€, hecha en el momento.


Kubrick (Villarías, 2)

Similar al Txocook, este establecimiento también puede presumir de su excelente ubicación. Haciendo esquina en Villarías con Ripa, a pie de ría. Con los días de sol el plan perfecto es acomodarse en su terraza. Lo mejorcito que hay. Los fines de semana toda la zona se pone a reventar y el ambiente es fantástico. En su interior dispone de una amplia barra de pintxos variados y tienen una sala dedicada a fiestas, galería de arte, shows (como magia, djs…).



Las rabas del Kubrick son distintas, no hemos visto cosa igual. Cocinan sus famosas “rabas negras”. Tal cual, pero nos han contado su delicioso secreto: la masa del rebozado está hecha con tinta de chipirón. Son más esponjosas y tienen un toque de sabor a mar. ¡Buenísimas! En una ración combinan las negras con las rabas normales. Una combinación y experiencia sorprendente.


INDAUTXU

Café Ayala (Manuel Allende, 18)

Mítica cafetería de la calle Manuel Allende. Lleva 15 años siendo líder en la elaboración de las rabas y de los vermús preparados de Indautxu. Su forma de prepararlo es diferente al resto, merece la pena ver a los camareros cómo hacen malabares. Pero no nos distraigamos con el vicio. El secreto del éxito de sus calamares fritos no nos lo pueden contar. Sólo sabemos que son realmente únicas e inimitables. A la vista son alargadas, se rebozado es crujiente y tienen un delicioso sabor.



Tienen un eslogan que nos encanta: “La gente que ama comer siempre es la mejor gente”, dicho por la chef Julia Child. ¡No se lo discutimos! Y es que también tienen una variada y rica exposición de pinchos sobre la barra. Si vas por Barakaldo, cabe destacar que su nuevo local de la Plaza Herriko, también sirven las mismas y tremendas rabas.

Comparte este artículo

Otros artículos que te pueden interesar

  • Copas “santas” por Bilbao

    Ver más Ver menos

    Encuentra el bar que más se adapte a ti o tu plan en Semana Santa.

  • Las mejores meriendas de Bilbao

    Ver más Ver menos

    Los mejores rincones donde disfrutar de deliciosos bocados.

  • Made in Granada: Choto de la abuela, potaje empedrado y mucho más

    Ver más Ver menos

    Disfrutar de la gastronomía típica tradicional siempre es un planazo top. En esta ocasión hacemos un recorrido por la

  • DÍA DE PUERTAS ABIERTAS

    Ver más Ver menos

    Los museos de la villa abren sus puertas de forma gratuita el viernes 18 de mayo.

  • Made in León: cocido, lechazo y mucho más

    Ver más Ver menos

    No te pierdas los ”manjares de reyes” de la provincia.