15 08
#Eat & Drink

¡Sale el sol chipirón!

Descubre las mejores recetas de chipis en León.

Los amantes del pescado y el marisco sitúan los chipirones en el top 10. O al menos eso nos ocurre a nosotros. Comida ligera y sana a la par que riquísima. Combinarlo con salsas y verduras es una verdadera delicia. Como no podía faltar, hemos hecho un recorrido en León donde degustar chipirones y moluscos.

Comer chipirones de la forma más clásica

En el cuidado restaurante Cenador Rua Nova puedes degustar chipirones a la plancha como entrante para compartir. Una oportunidad para disfrutar de una cena más elegante en el cenador que tienen en el patio interior. Este restaurante cuenta con un menú diferente las noches de martes a viernes. Por 17.50€ puedes pedir 5 raciones de 20 opciones a elegir, entre las que se encuentran los ricos chipirones.

Si te apetece más el plan de bar, un plan más informal, acércate a la plaza San Martín. En El Latino tienes chipirones a la plancha, fritos o encebollados que preparan como ración para compartir y disfrutar en la zona del bar. Una perfecta elección para saborear desde su amplia terraza. Pero has de ser rápido porque se llena a reventar todas las tardes y los fines de semana.



Conocemos otro sitio donde te van a enamorar y también se encuentra en el casco antiguo, concretamente enfrente de la Catedral. Restaurante Zuloaga prepara los chipirones a la brasa con aceite, ajo y perejil. ¡Una verdadera delicia! Con suerte podrás comerlos en el menú diario que ofrecen por 16€ con primeros, segundos y postre a elegir.

Para alejarte de los barrios Húmedo y Romántico, otro sitio donde puedes saborearlos a la plancha es en Converso. Los sirven con un poco de lima y perejil que le dan un punto exquisito. No podemos olvidar que los chefs de Converso elaboran unas hamburguesas de muerte y, hablando de cefalópodos, hay que mencionar su hamburguesa de sepia, muy ligera, para los que disfrutan más del pescado que de la carne.




Cocina elaborada

Otra forma de disfrutar de los chipirones es a través de recetas originales, donde el chipirón deja de ser el plato principal y se convierte como un acompañante o un ingrediente esencial que combina a la perfección. El vanguardista Clandestino Gastrobar hace unas croquetas negras de chipirón para chuparse los dedos. Las combinan con ali-oli de torrezno de cerdo. Fuera de carta los cocineros nos sorprenden con platos como guiso de calamar, patata y aire de cilantro, o arroz negro con sepia crujiente y espuma de algas.



¿Te gustan los huevos rotos? Pues los huevos rotos sobre pisto de chipirones y patatas paja te van a chiflar. Podrás degustar esta delicia en la Trastienda del 13, en la calle Ancha enfrente de la Catedral. Desde su terraza tendrás primeras vistas al monumento y verás todo el ambiente que se cuece en el corazón del casco antiguo. El interior del local también merece la pena ya que cuenta con una cuidada decoración vintage que mezcla cantidad de muebles diferentes pero que, a su vez, combinan a la perfección.


Otros moluscos para disfrutar

Los chipirones nos pierden pero no nos podemos negar a un buen bocadillo de calamares, como los que sirven en La Tizona. Al pedir tu bebida tienes diferentes propuestas de tapas y entre ellas se encuentra este bocadillo, de buen tamaño y generosa cantidad. También preparan bocadillo de pulpo para los amantes de este. El resto de tapas también son con pan, como el bocadillo de tortilla o la tosta con morcilla leonesa.

Comparte este artículo

Otros artículos que te pueden interesar

  • Cata en De Raimundo

    Ver más Ver menos
  • Cata en Restaurante Dogma

    Ver más Ver menos
  • BARISTA CASUAL FOOD

    Ver más Ver menos

    Vuelta a la rutina y qué mejor que hacerlo conociendo un nuevo local en Madrid… ¡te lo vamos a contar!

  • ¡FIESTA AFTER SUMMER – Noche de puertas abiertas en El Sol!

    Ver más Ver menos

    Septiembre ha llegado y, con la vuelta al día a día... ¡también llegan las ganas de disfrutar de planes nuevos que rompan

  • Mercadeando en Málaga

    Ver más Ver menos

    Nos encantan los mercados porque no hay lugar más especial en la ciudad para conocer a su gente a pie de calle, de qué