15 08
#Eat & Drink

¡Todos los días sale el sol, chipirón!

¡Subiendo pa' abajo, bajando pa' arriba, perdiendo imperdible que tú no querías…! ¿Sabes cómo sigue verdad? Es una de esas canciones que nos vienen a la cabeza cuando llega el buen tiempo y es que no hay verano sin sol y pescadito frito. Por eso, hemos
buscado tres rincones que te trasladan a la costa sin salir de Madrid ¿Quieres saber dónde se encuentran?

El primero se encuentra en el número 3 de Ronda de la Comunicación y es un restaurante en el que se ha conseguido reflejar lo mejor de los veranos vividos por los fundadores. Se llama La Sal del Mentidero y su estilo es de lo más marinero, predominan la madera (haciéndote sentir como dentro de un barco), las banquetas altas de cuero, las sillas de mimbre, los luminosos ventanales, las encantadoras rinconeras de sofás y su espectacular terraza con colores claros a la que no podrás resistirte este verano… ¡Te chiflará!

Además de conquistarte su diseño, también lo harán sus platos. La protagonista es la gamba blanca de Huelva y saben prepararla en todas sus versiones (cocinas, al ajillo, en ensaladilla…), pero también triunfan platos como carabineros, langostino gigante, patas de cangrejo real, atún rojo… ¡Tienes que probar sus aritos de chipirones fritos y camarones fritos con huevo fritos! No queremos desvelarte más, descubre toda su carta este verano y viaja al sur sin tener que hacer las maletas.


Otro imprescindible si quieres disfrutar del buen pescadito, es Revoltosa. Nació en plena Plaza del Rey y hace no mucho abrió sus puertas otro local en el número 4 de la calle del Prado. Ambos locales comparten la misma filosofía, locales acogedores, con mucha historia, castizo y una combinación perfecta entre raciones de toda la vida y nuevas elaboraciones.

Revoltosa nació con la idea de recuperar la taberna tradicional madrileña por el día y la clásica coctelería a medida que se acerca la noche. Aquí podrás disfrutar desde chipirones plancha con arroz negro meloso, calamares andaluza con pimientos fritos, hasta bocadilllos de calamares a la madrileña en pan de cristal con alioli de lima o mejillones gallegos de batea ¡Se te hará la boca agua solo con leer su carta!

Seas o no gato, ¡disfrutarás como nunca del ambiente más castizo!


Bajando en dirección a la boca de metro de Tirso de Molina, se encuentran Las 10 Tapas de Santa Ana. Es uno de esos lugares que consigue que puedas oler sus platos antes de cruzar la puerta, se ubica en el número 11 de la Plaza de Santa Ana y su fachada roja es su sello de identidad. El interior es de lo más acogedor y castizo, mesas y sillas de madera, azulejos de color en el suelo, manteles de cuadros… Solo hace falta una mirada rápida para saber que aquí se come como antes, como en las auténticas tabernas de la capital.

Una de las cosas que más nos gusta es que la terraza está abierta todo el año y es perfecta para disfrutar de platos como calamares a la romana, calamares verdes fritos, pulpo braseado o boquerones en chips de patata ¡No podrás resistirte!

Comparte este artículo

Otros artículos que te pueden interesar

  • Cata en De Raimundo

    Ver más Ver menos
  • Cata en Restaurante Dogma

    Ver más Ver menos
  • BARISTA CASUAL FOOD

    Ver más Ver menos

    Vuelta a la rutina y qué mejor que hacerlo conociendo un nuevo local en Madrid… ¡te lo vamos a contar!

  • ¡FIESTA AFTER SUMMER – Noche de puertas abiertas en El Sol!

    Ver más Ver menos

    Septiembre ha llegado y, con la vuelta al día a día... ¡también llegan las ganas de disfrutar de planes nuevos que rompan

  • Mercadeando en Málaga

    Ver más Ver menos

    Nos encantan los mercados porque no hay lugar más especial en la ciudad para conocer a su gente a pie de calle, de qué