12 07
#Party

Trasnochar en Valencia

Sabemos que te gusta Valencia, que te gusta siempre, incluso cuándo los demás están de vacaciones y tú aún no. O sí, pero has decidido pasarlas en la ciudad. Pues tenemos los sitios más frescos y veraniegos para cenar, tomar una copa y trasnochar. Hemos
encontrado oasis, remansos para disfrutar el estío urbano: lugares únicos, cargados de frescor y brisa marina. ¿Te apetece? Empezamos…

TAGOMAGO

Flanqueado por palacios medievales, por el magnífico edificio de la vieja Universidad y el antiguo colegio de seminaristas, bajo las miradas pétreas del patriarca Juan de Ribera, Isabel la Católica o el Papa Alejandro VI, emerge un restaurante rompedor, de aire balear, joven y vivo, haciendo el contrapunto a tanto Renacimiento: es el restaurante Tagomago y su espectacular terraza, en pleno centro, pero dando la espalda al bullicio de la ciudad. Este restaurante puede presumir de una cocina de alto nivel a precios sorprendentes; de un trato exquisito y profesional por parte del equipo que lo atiende y de una bodega altamente aceptable.

Su carta es un canto a la fusión de culturas y sabores: causa limeña de atún con aguacate y ají amarillo, costillar ibérico cocinado durante 15 horas a baja temperatura o el yakitori de pollo con ajo tierno y emulsión de sésamo, son solo unas pequeñas muestras que acreditan su gastronomía y que, unida a la amplitud de espacios y a una decoración relajada y acertadísima, hacen de este local y su terraza, uno de los más recomendados para las noches de salidas en grupo o en pareja, sin prisas, trasnochadas a la fresca, envueltas del encanto que produce el mestizaje de un alrededor cargado de historia, con un local rompedor y rabiosamente actual.

No te pierdas: está en C/ Salva 1 (en la amplísima plaza del Patriarca) Valencia. Reservas en el 963246325 o en su web wwwgruposaona.com

TURQUETA

Solo pronunciar Turqueta, se hace la boca agua. Nos viene a la mente el mar, una sensación de tranquilidad inmensa.

Cuando en Valencia azotan las noches de aire plano, sin clemencia para los que estamos viviendo julio en ella, buscamos la brisa que alivie el sopor del verano. Pues no lo dudes y descubre la frescura en el restaurante Turqueta y su patio interior, decorado con materiales y colores naturales, puramente menorquinos, que transmiten serenidad y confort. Las telas de algodón y lino, en tonos tierra y azules marineros, parece que llevan viento de Levante; sus sombreros de paja y su iluminación, hacen un delicioso conjunto en este local de alma fresca del Este. El patio, igual de fresco que el local y presidido por un lucernario, haciendo las veces de bóveda, es un paraíso urbano para disfrutar con uno de sus deliciosos platos.

No te pierdas su ceviche de langostinos, el curry rojo con gambas, los canelones de rabo de toro y si quieres terminar dulce, no te cortes y pide una banoffee o la de chocolate con nueces.

Sitio ideal para cenar sin prisas y tomar una copa; para reponerse del día y asumir el siguiente.

Está situado en Gran Vía Marqués del Turia 35 ¿Dónde si no? Reserva ya y no te pierdas la experiencia. Puedes hacerlo en el 963314296 o en la web www.gruposaona.com


GABBANA BEACH


Al Gabbana Beach le sobraban letras para tener entidad y nombre propios, así que decidió acortarlo, para cargar las tintas en el trabajo bien hecho y en crearse una clientela agradecida por ello: por eso pasó a llamarse simplemente Gabbeach, restaurante y cocktailbar lounge. Con una terraza idílica, situada en el mismo Paseo de Neptuno 30, para disfrutar de veladas inolvidables y cócteles maravillosos sin alcohol. ¿Qué tal un Mai-tai o un Romeo y Julieta antes de cenar, mientras va atardeciendo sobre los poblados marítimos y la Malvarrosa? ¿Quieres cenar ya? Pues no te pierdas su atún rojo en tartar, su baile de gambas sobre mousse de queso o las delicias de pulpo a la brasa.

¿Quieres un Big fruit o un Fresa colada, tumbado en una de las camas balinesas después de cenar, con un fondo de música suave, para que puedas hablar tranquilamente con los amigos? Si te apetece, solo debes saber que a esta zona, se accede directamente desde la entrada de la calle Eugenia Viñes: placer de dioses.

¿Quieres fiesta? Puedes vivirla con sus espectáculos en vivo de Jazz y Latín Flavors. ¿Quieres una habitación en el hotel? Pasa por recepción, también lo tienen previsto.


RESTAURANTE MALABAR

“En La Marina de Valencia, más pura la luna brilla y se respira mejor”. Quizás Zorrilla, poeta y dramaturgo, al escribir aquellos versos y que nosotros hemos tomado prestados, no imaginaba que aquella apartada orilla a la que él se refería, bien pudiera ser La Marina de Valencia y más concretamente, el restaurante Malabar, el más desenfadado y alternativo del grupo La Sucursal.

Decir “Malabar” es hablar de gastronomía y cultura; es hablar de educación y respeto por el trabajo bien hecho; es una oferta casual y de fusión; es un ambiente joven, que apuesta, además de comer bien, por los actos multidisciplinares que ofrecen en su terraza, después de haber cenado a precios jóvenes.

Ubicado en el privilegiado Muelle de la Aduana s/n, en un entorno más que agradable, del emblemático edificio “Veles e Vents” (versos del poeta Blasco Ibáñez en esta ocasión), está concebido como un taller de trabajo, reminiscencia de la Valencia industrial y artesana, pero con aires modernos y detalles cuidadísimos, como pueden ser la vajilla, la cristalería y su cubertería: pequeños-grandes detalles que marcan la diferencia.

Sus platos son sencillos, pero con personalidad, por lo que han sabido hacerse un nombre en la ciudad: si alguien dice que ha tomado unos “Totopos”, sabemos que solo pueden ser de allí, de Malabar.

Sus cogollos con garum de anchoas, la burrata y tartar de tomate, la picanya o su carne de vaca rubia, son imprescindibles en la visita a este restaurante excelente, calificado por sus clientes con un 8.7/10. Reserva ya, es importante para que no te quedes sin esas veladas de luna y olas, en el teléfono 677725321

Y después de cenar sal a la terraza si aún no estás en ella y disfruta de la música en vivo, del teatrillo o de cualquier otro arte que tengas la suerte de encontrarte allí esa noche. Cúbrete la piel veraniega con alguna prenda y deja que las horas pasen sobre ti: hola brisa, adiós calor.

Comparte este artículo

Otros artículos que te pueden interesar

  • Los mejores bares de Madrid para tomarse el aperitivo

    Ver más Ver menos

    Comidas de navidad, reuniones familiares… Esta época del año está llena de compromisos y siempre acabamos haciéndonos

  • Los mejores bares donde tomar el aperitivo en Málaga

    Ver más Ver menos

    Uno de los mejores momentos del día, después de una jornada de trabajo, o simplemente ese ratito de relax y desconexión

  • Los mejores bares donde tomar el aperitivo en Sevilla

    Ver más Ver menos

    Uno de los mejores momentos del día, después de una jornada de trabajo, o simplemente ese ratito de relax y desconexión

  • Los mejores bares para tomar el aperitivo en Ponferrada

    Ver más Ver menos

    En el casco antiguo de la ciudad.

  • Los mejores bares para tomarse el aperitivo en León

    Ver más Ver menos

    Una ruta deliciosa para tomar el aperitivo durante las fiestas en el centro de la ciudad.